Una estación receptora experimental de navegación por satélite situada en lo alto de la isla de Mallorca ofrece una nueva perspectiva de la cara siempre cambiante del mar. Los receptores, al captar las señales de navegación por satélite del horizonte lejano cuando rebotan en las olas del mar, pueden medir la altura de la superficie del mar en una escala de centímetros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.