El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este jueves la memoria de las víctimas de los GAL, ETA o Grapo en un acto simbólico de destrucción de más de 1.300 armas incautadas a organizaciones terroristas celebrado en el Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada de Valdemoro (Madrid) que no ha contado, pese a estar invitados, con la asistencia de los líderes de la oposición ni los expresidentes del Ejecutivo.
http://dlvr.it/RtyFMp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.