LA PRENSA PARA MENTES INQUIETAS

Las obras de reparación y regeneración del entorno y conjunto urbano de la ermita de San Lázaro superan ya el 80% de su ejecuciónEsta actuación, cuyo presupuesto supera el millón de euros, procedentes de la CARM a través del préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), comprende la reparación y reconstrucción del edificio de la ermita, con el principal objetivo de recuperarlo, así como regenerar todo el espacio público que le rodea, con la creación de una nueva zona verde.22 de diciembre de 2021. El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, ha supervisado, esta mañana, junto a las concejalas de Fomento y de Cultura, Isabel Casalduero y María Ángeles Mazuecos el avance de las obras de reparación y regeneración del entorno y conjunto urbano que se están acometiendo en la ermita de San Lázaro. El alcalde de Lorca ha destacado que “dichos trabajos, que se están desarrollando sobre una superficie de 4.800 m2, avanzan a buen ritmo estando actualmente en proceso de montaje del armazón de madera de la cubierta. Hasta el momento se ha alcanzado un 80 por ciento de la obra ejecutada y se prevé que se finalice a mediados del mes de abril de 2022”. 
Diego José Mateos ha recordado que “esta actuación, cuyo presupuesto supera el 1,1 millones de euros, procedentes de la  CARM a través del préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), comprende la reparación y reconstrucción del edificio de la ermita, con el principal objetivo de recuperar dicho edificio, así como regenerar todo el espacio público que le rodea, con la ampliación de la zona verde existente, dotándolo de nuevo espacio urbano de varias superficies verdes destinadas a proporcionar al enclave una caracterización específica, mediante arbolado de sombra y pantallas de amortización a los ruidos”.   El Primer edil ha destacado que “esta intervención nos permitirá recuperar la imagen que tendría esta ermita en el siglo XVIII, recuperando decoraciones y manteniendo los restos conservados que datan del siglo XVII”.   Por su parte, el arquitecto encargado de la obra, Francisco José Fernández ha detallado que “se está recuperando el tipo de ermita tradicional de nave única, amplios muros de mampostería o ladrillo, con techumbre de madera. A la cual se le adosa un cuerpo destinado a altar mayor o presbiterio, separado de la nave principal por escalones y significada de la misma mediante la diferencia de altura, decoración, iluminación y tipo de cubierta, a la vez que se recupera el camarín o posible sacristía adosado en su parte posterior. Se han reparado y reconstruido los muros perdidos, así como la antigua techumbre”.   Fernández ha añadido que “la actuación ha incluido la demolición de las edificaciones en el entorno, el desmonte de la ladera existente y la urbanización mediante la construcción de las nuevas redes de agua potable, saneamiento, baja tensión, alumbrado y telefonía, la modificación de la red de aguas pluviales, así como la pavimentación de las nuevas calles y del acceso a la ermita que permita el tráfico de personas y vehículos a baja velocidad, incorporando mobiliario como mesas y aparatos de ejercicios físicos al aire libre y todos aquellos elementos que puedan ayudar a mejorar el esparcimiento y tiempo libre de los ciudadanos.”.   La actuación se completará con la instalación del alumbrado interior con luminarias de tecnología LED, a la vez que se coloca alumbrado ornamental en el exterior del edificio. Así como la instalación de cartelería y musealización de la ermita y su entorno, consistente en redacción de textos, provisión de fotografía y cartografía.   En los próximos meses se procederá a la cubrición del armazón con paneles de madera y colocación de la teja, los revestimientos tanto del exterior como del interior de los muros de ermita, la colocación de pavimento de barro y las instalaciones de iluminación y fontanería del edificio.   Y se completará con la terminación de la urbanización del entorno, con su pavimentación, la realización de las escaleras y rampa de acceso, permitiendo la accesibilidad, la culminación de la zona verde del lateral derecho con la colocación de la fuente, los imbornales de recogida de aguas de lluvia, las mesas de picnic, los aparatos gerontológicos, la iluminación ornamental exterior y la señalítica de toda la obra.   Por último, el alcalde de Lorca ha reiterado que “en la próxima primavera se prevé que podamos disfrutar ya de esta nueva infraestructura, así como de su entorno, sumando un nuevo espacio cultural al rico patrimonio con el que ya contamos en nuestro municipio, y del que podrán disfrutar no sólo los vecinos y vecinas del barrio de San Lázaro, sino también todos los lorquinos y lorquinas y aquellos que nos visiten”.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.