La subida del precio de la gasolina y el cierre de la línea de tren provoca que numerosos estudiantes del Campus Universitario reclamen clases virtuales

 • La subida del precio de la gasolina ha empeorado la situación de los alumnos que vienen al Campus Lorquino desde otros municipios. El PP reclama soluciones inmediatas al Ministerio de Fomento, estableciendo un Bono Especial para amortiguar los gastos adicionales que están teniendo que asumir los estudiantes.

• Representantes del PP lorquino, liderados por Fulgencio Gil, mantienen una reunión de trabajo con el Decanto del Campus de Ciencias de la Salud.

23 marzo, 2022.- Los alumnos del Campus Universitario de Lorca que acuden a nuestra ciudad desde otros municipios para desarrollar sus clases han reclamado la implantación de clases virtuales ante los graves problemas, especialmente económicos, que están soportando desde que en septiembre el gobierno central cerró la línea de tren que comunicaba Lorca con Murcia y Águilas, circunstancia que se ha agravado de forma exponencial en las últimas semana debido al incremento del precio de la gasolina. Este incremento les acarrea un continuo desembolso adicional para sufragar sus desplazamientos.

            La secretaria general del Partido Popular de Lorca, Rosa María Medina, ha propuesto que se articulen medidas compensatorias con carácter urgente que permitan a los estudiantes amortiguar las pérdidas económicas que están asumiendo. Si queremos ser capital subregional y cabecera de comarca, tenemos que atajar estos problemas, que ya están afectando a las sinergias que aporta el Campus Universitario. Lorca es más Lorca si protege su Campus.

            En el caso del tren, consideramos necesario que el Ministerio de Fomento establezca un Bono Especial que abarate el precio que los alumnos tienen que pagar por cada viaje que realizan hasta el Campus. Se trata de una medida compensatoria que permitiría a los afectados rebajar gastos y, de alguna forma, compensaría el grave error que ha supuesto el cierre de la línea de ferrocarril. Estamos hablando de un ejemplo concreto y palpable de los efectos de condenar a la comarca de Lorca a ser una isla ferroviaria.

            La escalada del precio de la gasolina de las últimas semanas está acentuando los problemas, y haciendo que los alumnos recurran a cualquier tipo de alternativa para desplazarse al Campus, por medio de coches compartidos. Para algunos alumnos el gasto se ha tornado en inasumible. La forma más seria y decidida de afrontar esta problemática es que el ejecutivo central proceda de inmediato a rebajar los impuestos que gravan los combustibles, una decisión que se le está reclamando de forma insistente por parte de múltiples colectivos sociales y profesionales. Esta decisión no admite más retraso.

            Medina Mínguez ha manifestado que impulsar nuestro Campus es una apuesta segura para que el proyecto universitario lorquino crezca. La oferta formativa es un punto de apoyo fundamental para construir el proyecto de ciudad que queremos. De hecho, el desarrollo de Lorca como municipio pasa también por aprovechar las potencialidades de la Universidad. Estamos hablando de movimiento social, económico y académico, de avanzar en un plan que costó mucho poner en marcha, abriendo las puertas del Campus en 2010 con el gobierno del Partido Popular.

            El grado de desarrollo del Campus Universitario de Lorca depende de la generación de un contexto social que le apoye. Tenemos que actuar de forma conjunta para responder a las eventualidades que se plantean en este sentido, defendiendo la ampliación de estudios universitario en nuestra ciudad y apoyando el extraordinario trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.