La eficiente gestión municipal en Limusa convierte el balance negativo de cuentas en un beneficio de 450.000 euros aumentando servicios, consolidando empleo e invirtiendo en maquinaria

Limusa cierra así el ejercicio 2021 con un balance positivo. Las claves para haber revertido la situación negativa de 2020, que dio 425.000 euros de pérdidas, son el incremento en la partida de ventas (329.000euros), ingresos por prestación de servicios, aumento de la cuenta subvenciones de explotación y una drástica reducción de los gastos de explotación sin mermar la capacidad de prestación de todos sus servicios públicos

30 de marzo de 2022. El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, y el vicealcalde y concejal de Empresas Públicas, Francisco Morales, han informado de que la eficiente gestión municipal en Limusa convierte el balance negativo de cuentas en un beneficio de 450.000 euros aumentando servicios, consolidando empleo e invirtiendo en maquinaria.

Diego José Mateos ha explicado que “durante el ejercicio 2021 la mercantil ha obtenido beneficios de su principal objetivo hacia la gestión eficiente a pesar de no contar con un presupuesto aprobado desde 2019. De modo que en un año se ha conseguido amortiguar las pérdidas derivadas de la pandemia por la Covid-19 y la encomienda de un servicio deficitario como el transporte urbano, para lograr beneficios incluso consolidando el empleo de personal de interiores, del servicio de recogida y limpieza viaria, de tráfico y de transporte urbano, iniciando nuevos procesos de contratación de personal, realizando inversiones en maquinaria y vehículos; y alcanzando datos históricos en la prestación de servicios”.

Por su parte, Francisco Morales ha detallado que “la partida de ventas se ha incrementado debido principalmente al aumento de la recuperación de materiales en el Centro de Gestión de Residuos y a los acuerdos comerciales de venta de materiales acopiados durante años sobre los cuales no se encontraban compradores; a lo que se suman los ingresos por prestación de servicios debido al aumento de entradas al Centro de Gestión de Residuo y la facturación de la ORA y el transporte urbano fundamentalmente por levantamiento de las restricciones introducidas en tiempos de pandemia”.

Limusa ha ingresado igualmente las contribuciones recibidas por parte del Ayuntamiento y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) para la explotación del transporte colectivo urbano gracias a la actualización de datos en kilometraje, número de usuarios y líneas, así como una aportación extraordinaria motivada por las pérdidas de facturación durante el ejercicio 2020 a consecuencia de la Covid-19.

En cuanto a la reducción de gastos, se focalizan en la disminución en la partida destinada a EPIs para combatir la crisis sanitaria, neumáticos, consumibles de oficina, gasóleo B para climatización y reducción de la amortización por aumento de vida útil y generación de lixiviados del vertedero gracias al plan de explotación.

En el capítulo de inversiones, cabe destacar la adquisición de vehículos para el servicio de limpieza viaria y recogida, concretamente dos barredoras y dos hidrolimpiadoras; la mejora tecnológica en los programas de gestión tanto del Centro de Gestión de Residuos como de limpieza viaria y recogida; la adquisición de nuevos contenedores; la inversión de maquinaria para el CGR como es el nuevo compresor para la línea de tratamiento de la materia orgánica; y el sistema de climatización y renovación del aire así como aspiración de partículas para las cabinas de triaje; a lo que debemos sumar mejoras a nivel de prevención de riesgos laborales en las instalaciones.

La prestación de los servicios ha estado en todo momento garantizada también a pesar del incremento de partidas como la del gasto de personal motivado principalmente por la subida salarial del 0,9% aprobada en los Presupuestos Generales del Estado, la limpieza extraordinaria de interiores de colegios y dependencias municipales a causa de la Covid-19 (255.000 euros); el gasto en mantenimiento y reparación en su mayor parte en el Centro de Gestión de Residuos, y el coste de los servicios subcontratados con empresas externas.

Resulta revelador el gasto en combustible, que ha aumentado en 52.000 euros debido principalmente a la subida de precios respecto al ejercicio anterior. No sólo el combustible se ha disparado por el difícil contexto económico actual, sino que la empresa municipal se ha enfrentado y aún lo hace, como toda la sociedad, a la inestabilidad del mercado de materias primas, paros en el transporte; y al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania que está desencadenando incertidumbre en los mercados, provocando desabastecimiento y subidas en el precio del combustible, la electricidad, el gas y de todos los bienes y servicios en general.

Morales ha concluido manifestando que “desde el Ayuntamiento de Lorca, estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos, que no hacen sino avalar nuestra apuesta por la gestión basada en criterios de profesionalidad, eficiencia, transparencia y sostenibilidad; una nueva estrategia de la empresa municipal desarrollada para conseguir los mejores resultados maximizando los niveles de rentabilidad a la vez que prestamos el mejor servicio a través de los medios adecuados y con las mejores condiciones laborales posibles para los trabajadores; siempre supeditados al presupuesto de la empresa pública aprobado por el consejo de administración reflejo del Pleno de la Corporación Municipal donde todas las fuerzas políticas tienen representación”. También y como siempre, ha agradecido el excelente trabajo de los empleados de la empresa pública Limusa que han contribuido en parte a la obtención de estos buenos resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.