IU-Verdes pide que Lorca sea una ciudad libre de
glifosato y que el Ayuntamiento vele por la calidad del aire

La concejala Gloria Martín pide al
Ayuntamiento que desarrolle propuestas ecológicas y no tóxicas en los entornos
urbanos y espacios públicos para velar por la calidad del aire que respiramos y
por la salud de los afectados por patologías como la sensibilidad química
múltiple.

En ese sentido, Martín recordó que este
fitosanitario ha sido reconocido como un producto «potencialmente
cancerígeno» por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el
Cáncer, dependiente de la Organización Mundial de la Salud.

La edil de IU-Verdes aseguró que el
Ayuntamiento debe apostar por alternativas más sostenibles y menos
contaminantes que los herbicidas químicos en parques, jardines y zonas
públicas, así como instar al Ministerio de Agricultura y a la Consejería de
Agricultura a que prohíba su uso en la huerta lorquina.

Martín animó a las administraciones públicas
a hacer uso de propuestas ecológicas y no tóxicas en los entornos urbanos y
espacios públicos. Al respecto, puso de relieve que enfermedades como la
sensibilidad química múltiple (SQM) tienen cada vez una mayor incidencia entre
la población.  Una dolencia que se caracteriza por la pérdida de
tolerancia a la presencia en el medio ambiente de agentes químicos diversos
como productos de limpieza doméstica, perfumes, disolventes, hidrocarburos o
fitosanitarios.

Ozono troposférico

Gloria Martín también ha pedido explicaciones
al equipo de gobierno municipal sobre el hecho de que el pasado día 11 de julio
no se activase el protocolo marco anticontaminación en el municipio, a pesar de
que en esa jornada se superó el Umbral de información a la población situado en
186 microgramos de ozono troposférico por metro cubico de aire. Un hecho que
denunció ayer la organización Ecologistas en Acción.

Martín recordó que existe un protocolo de
información a los vecinos sobre las medidas de prevención a adoptar con motivo
del aumento de los niveles de ozono que se produce por el incremento de las
temperaturas y de la radiación solar junto con la contaminación. Sin embargo,
“en Lorca no se enteró nadie”.

Ley exige a las autoridades que dirijan
mensajes a los ciudadanos para evitar que se salga a las calles en determinadas
circunstancias. Un aviso que es especialmente importante en colectivos
vulnerables,  como ancianos, enfermos, niños y deportistas.

La edil de IU-Verdes exigió que las
autoridades ambientales locales cumplan dicho protocolo y que trasladen la
información a la población a través de los medios de comunicación e incluso
mediante paneles informativos, como ocurre en municipios como Cartagena.

“Además de alertar, también hay que tomar
medidas, como ocurre en muchas otras ciudades europeas”, dijo Martín.  En
ese sentido, IU-Verdes pidió un mayor control y limitación de las emisiones
industriales y del tráfico ya que “hablamos de un problema grave de salud”.

Martín también solicitó la instalación de una
segunda estación fija de medición de calidad del aire en Lorca, con el objetivo
de mejorar el diagnóstico de la dinámica local de comportamiento del ozono en
el municipio.

Por último, la concejala de IU-Verdes pidió
cambios en la política medioambiental que se desarrolla en el Ayuntamiento,
“para que al final no sea lo mismo que gobierne el PP o el PSOE”. Al hilo,
lamentó que el área de Medio Ambiente siga ligada a la de Urbanismo “como si
fuera de segunda categoría”, y sin que se establezcan los suficientes
contrapesos de poder para que la necesidad de proteger los espacios naturales,
evitar la contaminación del suelo y del aire, o luchar contra la
desertificación, se conviertan en “objetivos prioritarios”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.