LA PRENSA PARA MENTES INQUIETAS

Fulgencio Gil recuerda que el primer partido en rechazar los altercados de ayer fue el PP, y exige que se retome el diálogo en la Mesa de Trabajo Ganadera

• El presidente del PP insiste en que “el camino es el consenso. Hay que conciliar los intereses de ambas partes. Es un error volver a plantear el Pleno con el mismo esquema de ayer. Hay que dialogar y alcanzar acuerdos”.

•  Gil Jódar califica de “cobarde” la campaña de calumnias y mentiras lanzada por el alcalde del PSOE, acusando falsamente al PP de no haber condenado los hechos, y advierte que “el problema de base sigue sin resolverse”.

1 febrero, 2022.- El Presidente del Partido Popular de Lorca, Fulgencio Gil, ha subrayado esta mañana que el PP fue la primera formación política de Lorca que rechazó ayer a las 13:00 h. los altercados que obligaron a suspender el Pleno del Ayuntamiento. En tal sentido se envió un comunicado de prensa a todos los medios de comunicación en cuanto la Policía Nacional permitió la salida de los concejales del edificio donde se iba a desarrollar el Pleno, y dicho rechazo apareció tanto ayer como esta mañana en los citados medios. Por tanto, desde el PP lorquino consideran “ridículas” la batería de mentiras y calumnias que desde PSOE e IU-Podemos están lanzando al respecto. Como es evidente que condenamos los altercados desde el primer momento, las que deberían dimitir por mentirosas son las representantes de IU-Podemos y PSOE que han caído en semejante bajeza.

            Fulgencio Gil ha explicado que el actual alcalde también ha acusado a través de sus redes sociales a compañeros del Pleno de haber estado “riéndose, incitando y alentado actos violentos” y que “no le habían llamado”. Le exijo que identifique con nombres y apellidos a qué concejales se refiere. Eso es falso, totalmente mentira. Mateos ni pisó ayer el salón de Plenos. Nosotros estuvimos con los ganaderos en su marcha de protesta y a las 9:55 estábamos en nuestros escaños del Pleno. Mientras tanto, Mateos estaba encerrado desde primera hora de la mañana en una habitación rodeado de protección policial, ni pisó el salón de plenos en toda la mañana. No tiene la menor idea de lo que sucedió allí. Ningún concejal del PP hizo esas cosas que dice Mateos. Lo que ha dicho es absolutamente falso y demuestra una notable cobardía. No es propio de quien ocupa la alcaldía de Lorca. Este es el recurso de los cobardes y los inoperantes, y lamento tener que emplear estas palabras a los que me veo obligado por sus ataques. No vamos a consentir que se ataque y vilipendie gratuitamente al Partido Popular, hasta ahí podíamos llegar.

            Gil Jódar ha subrayado que el problema de base es que el conflicto sigue sin resolverse. ¿Se van a poner a trabajar y van a volver a la mesa de negociaciones? El sector ha condenado también los altercados desde el primer momento. Este problema afecta a miles de familias. No hablamos de un sector intransigente, hablamos de trabajadores del campo que lo primero que hicieron fue aceptar la ampliación de distancias entre granjas. Mateos está adoleciendo de falta de empatía y diálogo. Rechazo lo que pasó ayer y me preocupa que el problema siga sin resolverse.

            Nosotros hemos apoyado las legítimas reivindicaciones del sector ganadero, como otros partidos han defendido a otros colectivos. No se puede trasladar la responsabilidad de una modificación urbanística iniciada por el actual alcalde a otras administraciones, me parece una tomadura de pelo.

            El camino es el consenso. Hay que conciliar los intereses de ambas partes. Es un error volver a plantear el Pleno con el mismo esquema de ayer. Hay que dialogar y alcanzar acuerdos. Esto pide a gritos una nueva ronda de negociaciones. La principal misión de un alcalde es solucionar conflictos y arreglar problemas. Se tiene que remangar y solucionar este problema. No se puede gobernar de espaldas a los ciudadanos, hay que escucharlos. Tenemos un conflicto de gran envergadura, con el principal sector productivo del municipio. Merece la pena intentar solucionarlo.

Al campo se le está llevando a una situación límite y no dejan de recibir ataques, sobre todo el gobierno central, con las declaraciones del Ministro de Consumo criticando nuestra carne como colofón.

            La realidad es que el actual gobierno local no respetó el acuerdo alcanzado con los ganaderos, que se sienten engañados. Se pactó un periodo transitorio que no se ha respetado. La modificación tenía que haberse ceñido a la ampliación de las distancias, pero han creado una maraña jurídico-administrativa que lo bloquea todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.