LA PRENSA PARA MENTES INQUIETAS

M.L.M. Lorca  Hoy tenemos que felicitar doblemente a Santiago Abascal, por ser el día de su santo y por su brillante discurso en el Congreso de los Diputados el pasado lunes, durante el debate de investidura.

Ha empezado su interveción recordando a «los guardias civiles heridos hace pocos días en la valla de Melilla». Santiago Abascal ha explicado a quien representa y lo que representa Vox.
«Españoles que exigen el restablecimiento del orden constitucional en Cataluña. La disolución de los partidos golpistas y la ilegalización de los proyectos separatistas; españoles conscientes del disparate económico… Españoles hartos del infierno fiscal frente a las subvenciones a partidos, sindicatos, patronales y al derroche general del gasto político«. 
Santiago Abascal ha ido haciendo un repaso del daño que puede causar Pedro Sánchez a España si sale adelante su investidura. Ha recordado porqué empezó en política, ha hablado del derecho a la educación y el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, del feminismo supremacista, del colectivo LGTBI, de las ONGs, de la inmigración ilegal y de un largo etcétera.  
En el capítulo económico dijo Abascal: «Si trabajas, IRPF. Si ahorras, Patrimonio. Si consumes, IVA. Si inviertes, ITP o AJD. Si lo regalas, Donaciones. Y si te mueres, Sucesiones. Impuestos, impuestos,  impuestos, con los que arruinar a la España Viva que madruga, para que con su esfuerzo sostengan el disparate autonómico, el derroche político y la orgía de las subvenciones»
«Va  a seguir escuchando a casi los tres millones de españoles que han confiado en nuestra formación política. Porque nos han votado para que defendamos su derecho a disentir del consenso progre de todos los partidos y de la mayoría de los medios de comunicación».
Oyendo a Santiago Abascal  los votantes de Vox recuerdan porqué votaron VOX.

Un comentario en «FELICIDADES SANTI. Hoy tenemos que felicitar doblemente a Santiago Abascal.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.