El presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS), Manuel Marchena, ha considerado que el anteproyecto de la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) es «impecable» desde el punto de vista técnico-jurídico, enfatizando la necesidad de superar un «sistema antiguo», si bien ha augurado que encontrará la resistencia de las asociaciones y sindicatos del mundo de la justicia porque trastoca «intereses profesionales».
http://dlvr.it/RygVZ1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.