El concejal de Ciudadanos en Lorca dispone de media docena de asesores políticos pagados con dinero público y contratados a través del Ayuntamiento

• Francisco Morales tiene más asesores públicos que Inés Arrimadas. Entre ellos se incluye a Técnicos Medios, Administrativos y auxiliares que permanecen a su servicio, ejerciendo como conductores, fotógrafos y asistentes personales en los actos a los que acude.

• El PP exige a María José Ros e Inés Arrimadas que expliquen si este es el modelo de gestión que vienen pregonando desde Ciudadanos: un concejal de un municipio de 95.000 habitantes con un “séquito” de seis asesores políticos cobrando del ayuntamiento.

•  Con el PP, el gasto en personal de confianza era mucho más reducido que con el actual gobierno sociocomunista, puesto que hace 7 años se dejó vacante la plaza de jefe de gabinete y la del servicio de protocolo la cubría un funcionario de carrera, situación que ha cambiado con la llegada de Morales, Mateos y Sosa.

14 julio, 2022.- La secretaria general del Partido Popular de Lorca, Rosa María Medina, ha informado que hemos tenido conocimiento que el concejal del partido Ciudadanos en nuestro ayuntamiento, Francisco Morales, dispone en la actualidad de un total de seis asesores políticos particulares sufragados con dinero de los impuestos de todos los lorquinos.

            Entre la media docena de asesores políticos bajo las órdenes de este concejal se encuentran técnicos medios, administrativos y auxiliares, tal y como se puede comprobar en la documentación pública a la que hemos tenido acceso con carácter reciente.

            ¿Es este el modelo de eficacia y eficiencia en la gestión que pregona Ciudadanos en Lorca, Murcia y España? ¿Es conocedora la Sr Ros Olivo de esta situación? Queremos que la coordinadora regional de ese partido, la Sra. María José Ros Olivo, ofrezca a la mayor brevedad posible las explicaciones que una cuestión de semejante calado merece, y si piensa quedarse de brazos cruzados cuando su concejal en Lorca dispone de más asesores particulares que la propia Inés Arrimadas.

            Los lorquinos merecen que se informe con claridad de todo lo concerniente a este asunto.

Estos asesores, como es sobradamente conocido, trabajan exclusivamente en la realización de tareas vinculadas a la imagen y necesidades del mencionado edil, actuando como fotógrafos, asistentes personales o chófer.

            Es evidente que un asunto como este merece una profunda reflexión sobre el uso que se está dando al dinero del Ayuntamiento. ¿Es realmente necesario que un concejal de un municipio de 95.000 habitantes disponga de un “séquito” de media docena de asesores, contratados por el ayuntamiento y pagados con dinero público? Hemos de tener en cuenta, además, que la situación socioeconómica que tenemos encima no invita precisamente a caer en este tipo de actuaciones, sino a respetar como se debería el dinero de los impuestos de los lorquinos.

            Esta situación, además, cuenta con Diego José Mateos, alcalde del PSOE, como colaborador necesario, puesto que cuatro de estas contrataciones se han realizado como supuestos miembros del gabinete de alcaldía, cuando realmente están dedicados en exclusiva a cumplir las peticiones del Sr. Morales.

            No pasa desapercibido el hecho de que este súbito incremento del número de asesores se realiza precisamente a menos de un año de las próximas elecciones municipales, como tampoco podemos olvidar que Morales cobra el 100% del sueldo a pesar de que apenas le dedica tiempo, puesto que trabaja en la empresa privada. Este edil no acude a actos los fines de semana, ni tampoco a los que se realizan en nuestras pedanías, por lo que aún se comprende menos para qué necesita seis asesores.

Desde el PP se ha subrayado que nada tenemos que objetar a que alcaldía disponga de plazas de protocolo o prensa para el correcto desarrollo de los servicios ordinarios de nuestro Ayuntamiento, pero esto es un abuso, más aún teniendo en cuenta que el resto de grupos municipales cuentan con dos personas para desarrollar el ejercicio de sus funciones.

            Cabe recordar que con el PP, el gasto en personal de confianza era mucho más reducido que con el actual gobierno sociocomunista, puesto que hace 7 años se dejó vacante la plaza de jefe de gabinete y la del servicio de protocolo la cubría un funcionario de carrera, situación que ha cambiado con la llegada de Morales, Mateos y Sosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.