Los atentados del 11-S supusieron un antes y un después en la lucha antiterrorista. Aunque los grupos yihadistas no eran una novedad en 2001 y llevaban décadas operando en todo el mundo, la virulencia del ataque perpetrado por Al Qaeda y lo inusitado del método empleado para llevarlo a cabo hicieron que Estados Unidos, y con ellos todos los demás países, se replantearan cómo combatir a estas organizaciones.
http://dlvr.it/S7LNC8

Por KW77

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *