Afganistán fue el país que vio nacer Al Qaeda a finales de los años 80, sirvió en dos ocasiones de refugio a su líder, Usama bin Laden, y a fecha de hoy seguiría cobijando a su actual ‘número uno’, Ayman al Zawahiri. Ahora, bajo el control de los talibán, el país podría volver a convertirse de nuevo en un imán que atraiga a yihadistas de todo el mundo al amparo de las nuevas autoridades.
http://dlvr.it/S6WPn8

Por KW77

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.