La justificación de los indultos concedidos por el Gobierno a los nueve condenados por sedición y malversación en el ‘procés’ independentista que cumplían penas de prisión pasa por superar la actual «espiral tóxica» y normalizar las relaciones tanto constitucionales como «afectivas» entre España y Cataluña. Ello no podía depender de que una o más personas mostraran o no su arrepentimiento respecto de los hechos por los que fueron condenados, según han explicado este martes fuentes del Ejecutivo de Pedro Sánchez.
http://dlvr.it/S2FYQz

Por KW77

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *